Reseña de Gears of War

Este juego lo compré en el primer Black Friday que pasé viviendo en Estados Unidos. Después de deshacerme de toda mi colección en España, necesitaba una alegría lúdica así que me fui a una tienda, a la que nunca había ido, a ver si tenían algo interesante de rebaja. Y no sólo estaban de rebajas sino que estaban de liquidación. Recuerdo tener en mis manos el Legendary Encounters de Alien y el Gears of War, ambos excelentes juegos en solitario, por $20 cada uno (cuando costaban $60 de normal) y en vez de llevarme los dos, me llevé sólo este.

El juego ahora ya no se fabrica y la gente lo vende por más de $150 de segunda mano. Si no lo tienes, no hagas ninguna locura. El juego está bien para unas partidas sueltas, pero no merece la pena gastarte tanto dinero. Te voy a contar porqué.

Cómo se juega a Gears of War

Gears of War de FFG es un juego de miniaturas basado en el videojuego del mismo nombre. Pueden jugar de 1-4 jugadores y es totalmente cooperativo, así que nadie puede controlar a los bichos. No tiene modo campaña pero puedes elegir entre 7 escenarios que corresponden cada uno con una misión del propio videojuego.

Cada escenario te viene explicado con sus propias cartas. Como máximo se dividen en 3 zonas y no puedes avanzar a la siguiente hasta que hayas cumplido el objetivo de la anterior. En cada escenario te explican:

  • Las reglas especiales del escenario si las tiene.
  • Los Locust que aparecerán en el escenario y les pone una de las siguientes etiquetas: A, B o C.
  • Las cartas de acción de los enemigos para ese escenario.
  • Las losetas para montar esa zona del escenario, que se colocarán aleatoriamente. En cada loseta, dependiendo del número de jugadores, te dice si hay equipo que recoger y cuantos Locust de cierto tipo poner. Por ejemplo, a 1 jugador poner un bicho de tipo A. A 2 jugadores un bicho de tipo B…
  • El objetivo para pasar a la siguiente zona o si estás en la última, para ganar la partida.
Carta de escenario de Gears of War
Cartas del escenario Emergencia

El setup

Una vez elegida la misión de Gears of War que quieres jugar, se colocan las losetas de forma aleatoria y se colocan los enemigos dependiendo del numero de jugadores. A más jugadores, más enemigos saldrán.

Se forma el mazo de cartas de acción de los enemigos y se baraja bien. Estas cartas dirán que hacen los enemigos una vez por turno, si se mueven, atacan o no hacen nada. También se baraja las cartas de acción de los jugadores y las cartas de equipo aleatorio que pueda salir.

Ahora cada jugador elige uno o más de los 4 personajes del juego y coge sus armas y los tokens de munición según indica la carta del personaje. Cada personaje tiene una habilidad única, así que conviene leerla bien y tenerla en cuenta durante la partida.

Cada jugador roba 6 cartas de acción, coloca su figura en el mapa en la loseta inicial y se puede empezar a jugar.

Cartas de personajes de Gears of War
Cartas de personajes

Los turnos

Los turnos en Gears of War son realmente simples. Se dividen en 3 pasos:

  • Curarse: La vida de los jugadores es el número de cartas que tengas en mano. Empiezas con 6, si te tienes que descartar de una carta tras un ataque y ya no tienes más en la mano, caes desangrado hasta que otro jugador se mueva a tu misma zona y se descarte de una carta para resucitarte. En este paso puedes robar hasta dos cartas hasta llegar al máximo de tu mano que es 6 (salvo para Marcus Fenix que su límite es 7).
  • Acción: Puedes jugar una carta de tu mano y descartarla. Estas cartas suelen tener varias acciones que son opcionales, pero si las quieres ejecutar todas tienes que hacerlas en orden. Es decir, no es lo mismo moverte 3 zonas y atacar, que atacar y moverte 3 zonas. Cada carta explica bien qué puedes hacer con ella.
  • Activación Locust: Los Locust son los enemigos y tienen su propio mazo de cartas de acción. Normalmente cada carta activa un tipo de enemigo y te explica muy bien que hace cada Locust, si se mueven, si atacan, si aparecen más, etc…

Una vez acabado tu turno, el siguiente jugador juega su turno y así hasta acabar la partida.

Carta de la IA Locust y carta de acción de Gears of War
Carta de la IA de Locust y carta de Acción

Habilidades de reacción

Las cartas de acción, aparte de ser tu vida y poder usarlas como acción en tu turno, también valen como habilidades de reacción. Cada carta tiene en la esquina uno de 3 iconos que puedes usar de la siguiente manera:

  • Esquiva: Si te va a atacar un Locust, puedes descartarte de esta carta y sumar dos dados a tu defensa para ese ataque.
  • Guardia: Si un Locust te va a atacar o se va a mover, puedes descartarte de esta carta y atacarle tú antes. Si le matas, no llegará a ejecutar su ataque.
  • Seguir: Si un compañero pasa por tu zona como parte de su movimiento, puedes descartarte esta carta durante su turno para seguirle y acabar en la misma zona donde acabe su movimiento.

El combate

Si juegas una carta de acción que te permite hacer un ataque prepárate para lanzar dados.

  • Primero eliges con qué arma atacar y si quieres realizar un ataque especial o no. Cada arma empieza la partida con un número de tokens de munición. Y esta munición sólo se gasta si decides hacer un ataque especial, que te permite lanzar más dados. Los ataques normales no gastan munición pero, sin embargo, no puedes hacer un ataque normal si te has quedado sin munición. No tiene mucho sentido porque los ataques normales no consumen munición pero es así.
  • Luego cada arma tiene un rango. Si el enemigo está a más distancia, el defensor puede tirar un dado de defensa más por cada zona extra más allá del rango del arma.
  • También tienes que ver que haya línea de visión desde el atacante al defensor. Es decir, que el disparo no atraviese muros.
  • Ahora tienes que contar con cuántos dados se defiende el enemigo. En la ficha de Locust te viene el número de dados que lanza cuando ataca y cuando defiende. Además en el mapa hay unas marcas en las que los jugadores y los Locust se pueden poner a cubierto que le darán de 1 a 2 dados extra de defensa, dependiendo si la cobertura está en la línea de disparo o no.

Con esto ya sabes cuántos dados de ataque (los dados negros) y de defensa (los dados rojos) lanzar. Los dados de ataque pueden ser resultar en una herida, dos heridas, un efecto especial (mirar en la carta de arma, o ficha de Locust si es el atacante, para ver que hace este efecto) o nada. Y los dados de defensa pueden ser un bloqueo, dos bloqueos o nada.

Si el defensor es un Locust, se mira cuántas heridas recibe y si supera su máximo de vida se muere y puede (o no) dejar un arma en el suelo. En el caso de que haya recibido heridas pero no las suficientes para matarle, se pone una ficha debajo suyo para marcarle como herido y su vida máxima, que aparece en esta ficha, se rebaja siendo más fácil matarle en un siguiente ataque.

Si el defensor es un jugador se descarta de tantas cartas de la mano como heridas haya recibido. Si se tiene que descartar de una carta y ya no tiene más en la mano, cae desangrado y no puede seguir jugando hasta que otro jugador le resucite.

Carta de equipo y carta de Locust de Gears of War
Carta de equipo y carta de Locust

Cómo es en solitario

El juego escala muy bien a cualquier tipo de jugadores. Lo he jugado en solitario manejando uno o dos personajes y también con amigos jugando tres, y las sensaciones son parecidas. Se puede jugar perfectamente con un sólo personaje, tendrás que enfrentarte a menos Locust pero pierdes la mecánica de seguir a otro personaje o de que te puedan resucitar en caso de que los dados se pongan en tu contra.

Si te desangran y estás jugando con un solo personaje, se acaba la partida. No vendría mal una home rule para cuando esto pase poder seguir jugando aunque más debilitado. Por ejemplo que tu máximo de cartas se rebaje en uno o en dos y que si te vuelves a desangrar ya si pierdas definitivamente.

Como tampoco es que tengas que pensar mucho en tu turno, porque tienes opciones pero no son apabullantes, llevar a dos personajes uno mismo es fácil. Yo lo prefiero así aunque si tienes prisa, llevar a un personaje sólo acorta ligeramente el tiempo de partida.

Opinión de Gears of War

Gears of War es un juego que en un principio me gustó mucho. Un juego de este estilo que puedes jugar en solitario no era algo que abundara en 2011. Pero a día de hoy, creo que ha sido superado por muchos otros juegos que ofrecen mucha más profundidad en solitario o multijugador, además de algo de narrativa, de la que este juego carece totalmente. Muy fiel al videojuego en este aspecto también.

Aunque el setup es un poco pesado, suelo tardar alrededor de 15 minutos en montarlo, luego la partida suele ir rápida. Cada escenario tiene una duración diferente pero varía entre la hora y las 2 horas si lo llegas a completar.

Berserker dando golpe definitivo
Berserker a punto de dar el golpe definitivo

La mayor pega del juego es la alta dependencia del azar. Por muy bien que lo hagas, por muy bien que planifiques, por mucho cuidado que le pongas, una mala tirada te puede mandar a paseo. Y no hay nada que puedas hacer para evitarlo. Al final depende demasiado del azar de los dados y te pueden salir partidas épicas o quedarte con ganas de no volver a jugarlo más.

No me entiendan mal, sé que es un juego de miniaturas con dados y que va a haber azar. No tengo ningún problema con eso. Pero que todo vaya bien y de repente mueras sin darte oportunidad a reponerte me parece un mal diseño de juego.

Esto me pasó en mi última partida. Tenía un personaje cubierto, con 5 cartas de vida y un Drone se mueve a mi zona y me ataca. 3 dados de ataque contra 2 de defensa. Pues en cada dado de ataque sacó dos éxitos y yo cero bloqueos. Desangrado inevitable. Si fuera mi único personaje la partida se habría acabado instantáneamente. Afortunadamente estaba jugando con dos, pero se me quitaron las ganas y dejé de jugar igualmente. En otras partidas si habría intentado resucitarle pero ya había llegado a mi límite de paciencia el juego.

Aparte de gestionar tu mano más o menos bien, de ir con cuidado siempre a cubierto, no es suficiente para darte cierta sensación de control y estás vendido a los dados. Si tienes suerte puede ser un paseo y sino puedes perder la partida en 10 minutos. No depende de ti, depende de los dados.

Cazado por la espalda
Cazado por la espalda

Cada escenario es suficientemente diferente para que cada uno sea único, aunque yo sólo he jugado a los dos primeros 2 o 3 partidas a cada uno. Pero al final se hace algo repetitivo porque siempre es matar y correr, el arte de las losetas apenas tiene variación y no hay nada de historia o exploración. Y justo esto es lo que más me gusta de los juegos de este estilo mazmorrero.

La IA de los Locust está bien conseguida. Es muy básica pero cumple su función y es muy fácil de seguir. Nunca sabes quien te va a atacar y si no hay Locust del tipo de la carta que ha salido, normalmente te hacen sacar más cartas hasta que algún Locust se mueva o ataque, o salgan más Locust de sus madrigueras. Los textos dejan muy claro cómo resolver sus acciones y se hace muy fluido. Sin duda lo mejor del juego para mí.

En definitiva, un juego que parecía muy interesante en su momento pero que a día de hoy carece de interés para jugarlo en solitario. No supone un reto ni te hace vivir una historia. Simplemente es lanzar dados y ver que sale, creo que hay alternativas mucho mejores en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *