Un año de Blog

El 5 de Agosto de 2020 abrí este blog. Venía de escribir algunas reseñas de videojuegos y poco más en un blog anterior que abrí con unos amigos en plena pandemia: el blog de No soy tu padre. Ese proyecto murió, ya no existe, pero de ahí nació El Automa. Además de Pegotetes, el blog sobre crianza y educación de mi mujer que os recomiendo que sigais.

En este año ha pasado de todo, he tenido rachas mejores y peores pero hemos salido a flote. Voy a analizar como han sido estos meses a partir de esta métrica de vistas y visitantes.

Behind the numbers: Mes a mes en El Automa

Métrica mensual de vistas y visitantes
  • Agosto: abro el canal. Stilgar de Solo en balda me menciona en twitter y acabo con 227 seguidores el primer día en Twitter. Como mayor atracción unas impresiones del 7th Continent que traje de mi anterior blog, y mi primera reseña original de El Automa, una bastante negativa del Gears of War.
  • Septiembre: empiezo muy fuerte, publico la reseña de Gloomhaven: Jaws of the Lion, Tabletop Simulator vs Tabletopia e impresiones del Kickstarter de The 7th Citadel. Todos artículos que traen muchas visitas a día de hoy. Además me adentro en el mundo del rol en solitario: juego mis primeras partidas a Disciples of Bone and Shadow y publico su reseña.
  • Octubre: el mes con menos visitas, me sigo adentrando en el mundo del rol en solitario. Sigo leyendo mucho sobre el tema y sólo publico una reseña de rol en solitario, del Narrative Playbook, la expansión de Disciples of Bone and Shadow.
  • Noviembre: Poca afluencia, sigo escribiendo reseñas y partidas de rol en solitario. Empiezo mi partida de Ironsworn, que continua a día de hoy. Fun fact, publico un tweet con la foto de mi pavo de Thanksgiving y tiene una cantidad absurda de likes e impresiones. Pero sirve para que los amigos de República lúdica me saluden al enterarse que vivo en USA. Traerá consecuencias.
  • Diciembre: Entre que estuve un mes jugando al videojuego Elite Dangerous y las Navidades, no publiqué nada ni jugué nada relacionado con el blog.
  • Enero: Sigo con la misma inercia de no publicar nada. Coincide con una regresión del sueño de mi hijo que le costaba mucho dormir y no tenía energías de hacer nada cuando se acababa durmiendo.
  • Febrero: Seguimos un poco con la regresión de sueño pero puedo publicar un artículo de la app para Android de Viernes y uno de los hits del blog, la reseña del Hero Realms.
  • Marzo: Me meto de lleno en los Wargames en solitario por la puerta grande, me paso un mes aprendiendo a jugar Fields of Fire y sin tiempo para nada más. Aún así siguen las visitas.
  • Abril: Publico la reseña del Fields of Fire y empiezo a informarme sobre abrir un canal de Youtube y cómo editar videos. Fun fact 2: República Lúdica me invita a hablar en su podcast como emigrante lúdico y grabándolo me animé a crear un canal de Youtube. Thanks to Thanksgiving.
  • Mayo: Abro el canal de El Automa en Youtube y publico mis primeras pruebas de video reseñando y jugando Tiny epic galaxies.
  • Junio: Sigo jugando mi partida de rol en solitario de Ironsworn y escribo sobre Dark Souls, por primera vez entre dos medios. Reseña en el blog, y tutorial+opinión y partida en Youtube.
  • Julio: Me voy de vacaciones a España y no me da tiempo a hacer nada más que jugar una sesión de Ironsworn y poco más. Me leí un libro juego que me flipó, el primer libro de Fabled lands, pero no sé si entrar en el tema libro juegos.
Los artículos con más visitas

Los artículos con más tirón han sido claramente Gloomhaven: Jaws of the Lion y Hero Realms. Se nota mucho cuando el juego tiene más interés o no. Tengo muchos juegos pendientes sobre los que escribir y muchos que están por llegar. En conjunto he escrito pocas reseñas pero espero incrementarlas este segundo año.

Conclusiones

Mi gran objetivo con este proyecto de El Automa este primer año era simple. Que siguiera vivo. Me refiero al blog, no yo (aunque bueno, yo también, claro…) No me puse metas, ni me he centrado en conseguir más seguidores, ni un mínimo de artículos a escribir ni nada. Sólo que despues de un año siguiera teniendo ganas de publicar y que no hubiera caído en el olvido. Esa era mi condición para renovar el hosting del blog.

Y puedo decir que lo he conseguido. A día de hoy me sigue haciendo ilusión escribir en el blog, y aunque no publique todo lo que realmente me gustaría por falta de tiempo, sigo pensando en cosas que hacer para el blog. Aunque muchas de ellas no acaben saliendo a la luz, poco a poco han ido saliendo unas cuantas. 

En este segundo año me gustaría publicar y jugar más. Pero tampoco me quiero estresar con esto. Mi objetivo es que este proyecto siga a muy largo plazo ya que es un hobby que seguramente mantenga de por vida. Así que no me preocupa mucho si estos primeros años no puedo publicar y jugar todo lo que quisiera porque sé que habrá más tiempo en el futuro para mejorar calidad y cantidad.

Sé que esta inconstancia a la hora de publicar no es la mejor manera de llegar a más gente, pero de momento es lo que hay. Me veo en un futuro mejorando esto y tratando de publicar de una manera más constante, pero no estoy en ese punto todavía.

Respecto a las métricas no me había parado a mirarlas hasta que me he puesto a escribir este artículo. Es interesante como se ha mantenido más o menos estable en las 1000 vistas al mes durante casi todo el año. Escribía mucho más al principio que ahora que, entre unas cosas u otras, llevo un tiempo más parado. Pero las visitas siguen viniendo orgánicamente de artículos pasados y eso que no son muchos. Me sorprende muchísimo que de media 500 personas diferentes se pasen cada mes por aquí.

Sin embargo, lo que más me ha gustado de todo es la gente que he ido conociendo por el camino:

Son cosas que le alegran a uno el día, como cada vez que me haceis algún comentario en mis publicaciones o en algún tweet. 

Respecto a las redes sociales empecé muy fuerte en Instagram pero salí escopetado de allí. Aparte de las dificultades que pone la propia plataforma para atraer a la gente a tu página, no me gustó nada el jueguecito de los seguidores que se lleva en Instagram. El “te bombardeo a Likes todas tus fotos para que me sigas”. O el “te sigo, para que me sigas y luego te dejo de seguir” para que su cuenta tenga muchos seguidores pero pocos seguidos es algo que me echó para atrás. Así que me lo hicieron un par de cuentas, decidí no volverme ni a conectar. Ni a seguir a dichas cuentas, claro.

Sin embargo, en Facebook y Twitter la experiencia ha sido muy buena. En Facebook estoy en los grupos que me interesan y me gusta mucho leer a la gente por allí. Cada vez que publico algo, es de donde más gente viene al blog. Y en Twitter lo sigo más a diario y, aunque no escriba mucho, sí que me quita mucho tiempo leyéndolo. Uno de mis propósitos es pasar menos tiempo perdido en redes sociales o leyendo sobre el mundillo y más escribiendo. Pero veo a la comunidad de juegos de mesa como una comunidad muy sana y adulta para lo que hay por ahí.

En fín, que seguiré publicando cosas por aquí tratando de ser más constante y también le quiero dar un empujón al canal de Youtube. Me gusta mucho la participación con la gente allí que es mucho mayor que en el blog por la cantidad de comentarios que dejais. Así que si no estás suscrito, ¡todavía estás a tiempo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *